Siempre he pensado, que para que un perro se llame perro, necesita pelear de manera callejera su pedazo de pan todos los días. Si vive en casa con exceso de mimos, deja de ser perro, entra en una zona de confort, para convertirse en un animal de compañía… Una cosa no anula a la otra […]

Read more